Inicio Historia de la Educación Espiritual Sai

Historia de la Educación Espiritual Sai

 Educación Espiritual Sai o BalVikas no es sólo un programa. Es un movimiento noble que se arraigó en el año 1968 con la fundación del Sri Sathya Sai Mahila Vibhag. Swami instruyó al  Mahila Vibhag en 1969 que comenzase el BalaVuhars para que se les impartieran clases a niños mayores de 6 años con contenidos que proviniesen de las antiguas escrituras con la guía Divina, a través de la metodología de la narración de historias, actuación de obras y los cantos devocionales.

Más tarde Bhagavan cambió el término BAlaVihar a Bal Vikas en 1971, redefiniendo el sistema educativo creado por Él como e sistema que apunta al Florecimiento de la Excelencia Humana. A medida que pasó el tiempo y el programa Bal Vikas diseñado por Bhagavan para niños entre 6 y 15 años, en tres grupos, tomó forma progresivamente y con la formación y expansión de la Organización Sri Sathya Sai  de Servicio, los Balvikas se diseminaron a lo largo y ancho. Se desarrollaron módulos de entrenamiento, la investigación se hizo más profunda, y con la continua y activa guía de Bhagavan fue cristalizado en un sistema de educación no formal de 9 años, acrecentando el  aprendizaje que les permita ser modelos de carácter y también académicos.

Swami dice: “Las mentes de los niños son inocentes y puras. Cada niño es como el mármol blanco para que el maestro y los padres esculpan la imagen de Dios, un capullo que debe ser ayudado a florecer en toda su gloria Divina, para que se convierta en una ofrenda valiosa para Dios. Los Balvikas Sathya Sai (SSS-BV) , Programa de Educación en Valores Humanos (EVH), han probado ser el rayo de esperanza para el futura en tanto que promueven que cada niño es un ser único, irrepetible y creativo, y tratado como tal, aprende a reconocer su propio valor y respetar todo.”

Los Balvikas Sathya Sai ha sido un catalizador amoroso en el desarrollo de las personalidades, haciendo que cada uno que completa el programa de nueve años entre los seis y los quince años, se abra como una hermosa flor de Su hermoso jardín.

Las escuelas de hoy proveen crecimiento físico, intelectual y emocional, pero  la Educación Espiritual Sai provee un desarrollo holístico del niño de modo que pueda enfrentar los desafíos de la vida con dignidad, confianza y un carácter fuerte. La Educación Espiritual Sai apunta a la inclusión de buenos hábitos en el niño de modo que se convierta en un ciudadano ideal – un valor no sólo para los padres sino para la sociedad, nación y todo el mundo.