Inicio Sathya Sai Baba

Sathya Sai Baba

Quién es Sathya Sai Baba»»
Su Misión»»
Su Vida»»

«Cuando el principio del amor sea conocido y practicado, el hombre estará libre de la ansiedad y del miedo.»
Sri Sathya Sai Baba – 25 de Diciembre de 1981

«Una verdadera igualdad entre los hombres no se puede lograr por la distribución igual de cosas materiales sino por medio del cultivo del amor, que promueve un sentido de la divinidad que está inherente en todos los seres.»
Sri Sathya Sai Baba – 11 de Diciembre de 1985

«Todas las religiones enseñan una disciplina básica: eliminar de la mente la mácula del egoísmo, de ese correr detrás de las alegrías pequeñas. Cada religión enseña al hombre a llenar su ser de la gloria de Dios y a eliminar la mezquindad del engreimiento. Lo adiestra en métodos de desapego y de discernimiento, para que él pueda apuntar alto y lograr la liberación. Crean que todos los corazones están movidos por el uno y único Dios; que todos los credos glorifican al uno y único Dios, que todos los nombres en todos los idiomas y todas las formas que el hombre pueda concebir denotan al uno y único Dios y que su adoración se hace mejor por medio del amor. Cultiven esta actitud de unidad entre hombres de todas las creencias,de todos los países y todos los continentes. Ése es el mensaje de amor que yo traigo. Ése es el mensaje que deseo guarden en su corazón.»
Divino discurso de Sri Sathya Sai Baba –  «El mensaje que traigo» del 4 de Julio de 1968 (Mensajes de Sathya Sai, tomo 6, cap.48)

«Que significa amor puro, inmaculado y altruista hacia Dios.
En este mundo no hay mayor virtud que el amor; el amor es verdad, el amor es rectitud y el amor es riqueza. Este mundo se ha originado en el amor, es sustentado por el amor y por último se funde en el amor. Cada átomo tiene su origen en el amor; existen en este mundo innumerables poderes, como el atómico, el campo magnético, etc; pero el poder del amor los trasciende a todos. La vida carente de fe y amor no tiene sentido y es inútil. El amor es vida para el hombre y el amor lo es todo en este mundo. Es del amor de donde emergen los cinco elementos (Pancha Bhutas); es el amor lo que resplandece con brillo en cada individuo, pero el hombre, incapaz de comprender el significado del amor, lo atribuye a las relaciones físicas. El amor de una madre hacia su hijo es Vatsalya (afecto), el amor que existe entre marido y mujer es Moha (apasionamiento), el amor que existe entre amigos y relaciones es Anuraga (apego), el amor hacia los objetos materiales es Ichcha (deseo), el amor en su totalidad, dirigido a Dios es conocido como Bhakti (devoción). Sólo el amor rodea y permea el mundo entero; nada puede existir sin amor ni siquiera por un momento, ya sean los seres humanos, los animales, pájaros o los insectos; este amor es la verdadera forma de Dios, sin embargo, el hombre hoy, está usando erróneamente este amor sagrado, desviándolo hacia el mundo efímero. Nunca subestimen el poder del amor; nuestros antiguos Rishis (sabios), llevando una vida de soledad en los bosques, podían vivir en armonía incluso con los animales salvajes, sólo por el poder de su amor. No hay nada en este mundo que el amor no pueda alcanzar; el amor puede, inclusive, ablandar la más dura de las rocas. Cuando el principio del amor se une en cada ser humano, se vuelve amor cósmico (Viswa Prema).»
Sri Sathya Sai Baba – Discurso 28 de Julio de 1999

«El amor une a una persona con otra; el amor junta una cosa con otra. Sin amor el Universo no es nada. El Amor Supremo nos hace conscientes del Señor en cada uno de nosotros. El Señor está igualmente presente en todo. La vida es amor; el amor es vida. Sin Dios, privado de Dios, nada ni nadie puede existir. Vivimos en y a través de la Voluntad Divina. Es esa voluntad la que opera como amor en cada uno de nosotros. Es él quien inspira la plegaria: «Que todos los mundos sean felices». Así, él nos hace conscientes de que el Dios que adoramos, el Dios que amamos, el Dios por quien vivimos está en cada ser como amor. Por lo tanto, el amor se expande y abarca toda la creación.»
Sri Sathya Sai Baba – 25 de Diciembre de 1981